Por trece razones pretende desenmascarar a los culpables del suicidio de Hannah Baker

13 cintas y más de diez razones para descubrir qué hechos traumáticos fueron los causantes del suicidio de Hannah Baker (Katherine Langford). Aparentemente  no había ningún impedimento para que la adolescente no fuese feliz: era guapa, inteligente y tenía el privilegio de vivir en un ambiente en el que sus padres le daban mucho amor. Sin embargo, el cambio de instituto rompió a pedazos su estabilidad emocional.

El 18 de mayo Netflix estrenó la continuación de la historia tras el suicidio de Hannah Baker. Cinco meses después de la muerte de la protagonista, la segunda temporada de ‘Por trece razones’ ocasiona que los espectadores seamos testigos del juicio contra el Liberty High y esos alumnos que fueron mencionados en las cintas por la principal víctima en esta serie.

Las declaraciones de algunos compañeros de clase consiguen  que al instituto su propio nombre se le queda grande debido a que en ese lugar ni los profesores ni las autoridades eran conscientes de lo que ocurría o algunos hacían oídos sordos. Es así como el bullying, los bulos y la hipocresía a la que se exponían Hannah y otras chicas de su edad privaban a todas ellas de la libertad para mostrarse verdaderamente como eran.

Los culpables de su suicidio:

Las cintas y el juicio sobre el suicidio de Hannah Baker exponen públicamente a Jessica (Alisha Boe), Alex (Miles Heizer), Bryce (Justin  Prentice), Courtney, Jenny, Tayler, Ryan, Zach, Marcus y el señor Porter. Todos ellos son culpables de alguna forma de las pocas ganas que tenía la joven para continuar con su vida. Mientras que Jessica, una de sus grandes amigas le consideró una traidora al creer que tenía una relación con su novio, Jenny es la causante de un accidente de tráfico y  hace responsable a su compañera de lo sucedido.

Anteriormente a estos hechos Justin le había dejado mal parada frente a los chicos de su clase al compartir una foto comprometedora que le había hecho tras su primer beso. Por su parte, Zach y Marcus potenciaron los rumores negativos al no tomarse en serio a Hannah y creer que era una chica capaz de enrollarse con quien le pusieran en frente. Ryan y Alex contribuyeron a las burlas sobre la joven que lo único que quería era tener una vida feliz rodeada de amigos y de un novio que le quisiera de verdad.

En el caso de Courtney, sus miedos a perder su popularidad al desvelar que le gustaba Hannah ocasionaron que ignorara a su amiga en el peor momento de su vida. Aun así, el más despiadado de todos fue Bryce. Primero, la protagonista de esta serie tuvo que presenciar como este joven sin escrúpulos violaba a Jessica mientras estaba borracha y después como la violó a ella misma.

Esa fue la gota que colmó el vaso y en su intento de buscar ayuda recurrió al señor Porter, uno de los profesores del instituto. Sin embargo, él puso en duda su historia sobre la violación y con su consejo le incitó a que pasara página. Ella sabía que no podía superar algo así y decidió suicidarse en la bañera de su casa. Sus padres tampoco sabían nada, y mucho menos Clay (Dylan Minnette), el chico con el que pudo haber tenido una bonita historia de amor.

2 temporada: La lucha de Clay y la madre de Hannah por hacer justicia 

Tras ser el conocedor de los 13 motivos que tuvo Hannah para quitarse la vida, en la segunda parte de ‘Por trece razones’ se ve reflejada que pese al paso del tiempo y a que está con Skype, Clay no logró superar la pérdida de su gran amor. Esto se puede ver desde el primer capítulo en el que Hannah se le aparece haciendo alusión a que su alma no podrá descansar tranquila hasta que no se haga justicia por toda la cadena de humillaciones, burlas e intimidaciones que vivió.

Además, su madre es otra de las personas que se atormenta por no haber sabido a ciencia cierta el sufrimiento de su hija y que intenta llegar a toda costa a esa parte de su historia que desconocía. Al parecer, esta segunda temporada también dará más a conocer a Tony, ese chico que había guardado el gran secreto de Hannah hasta que las cintas pasaron a las manos de Clay.

Miedos, secretos por descubrir, un amor insuperable, el intento por hacer justicia, otros casos similares. En la 1 temporada de ‘Por trece razones el mal triunfó, pero en su segunda parte la unión de esos compañeros de Hannah hará la fuerza para que el peso de la ley recaiga en Brice, así como que la mayoría de las personas que están nombradas en las cintas se disculpen públicamente por no haber apoyado a la joven cuando estaba con vida.

No obstante, las críticas contra la ficción de Netflix se han potenciado pese a la campaña que han llevado a cabo los protagonistas de la serie contra el bullying, el acoso escolar y las violaciones invitando a todas esas personas que se vean en situaciones como las de Hannah a no quedarse callados. Esta segunda parte tampoco ha gustado a esa población conservadora que considera que la serie es perjudicial para sus hijos y que incita al suicidio. Sin embargo, el propósito de ‘Por trece razones’ siempre ha sido el contrario: concienciar al mundo del acoso escolar, las drogas en la adolescencia y las violaciones a las que se puede someter una persona cuando ni  un compañero, ni una entidad pública hacen nada para frenarlo.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario