Sabrina, la bruja de los 90 resucita en Netflix e inserta temáticas de actualidad

Halloween está a la vuelta de la esquina y Netflix ha querido regalar a sus espectadores la primera temporada de ‘Las Escalofriantes aventuras de Sabrina’. Ya ha pasado más de una década desde que finalizaron las emisiones de ‘Sabrina, cosas de brujas’, pero la historia de esa chica con superpoderes que tenía que aparentar ser una chica normal seguía siendo recordada con nostalgia por esos seguidores que no se perdieron ni un solo capítulo de esa serie de los 90 basada en un cómic. La esencia de la protagonista de esta trama con tintes oscuros ha resucitado para instalarse en el cuerpo de Kiernan Shipka, esa actriz que con tan solo 15 años participó en ‘Mad Men’.

El remake de la exitosa bruja que era custodiada por sus tías y su gato acoge las principales pinceladas de la ficción de los 90, pero de una forma mucho más tétrica que su antecesora. Las grabaciones de esta nueva versión que estrenó sus primeros 10 capítulos en la plataforma de pago cuenta las aventuras de una joven que al cumplir los 16 años se ve en la situación de escoger entre dos mundos: El universo de los mortales o el de la brujería. Esto hecho implica tomar una decisión que cambiará el rumbo de su vida. Sin embargo, todo apunta a que será una adolescente única que se verá en la obligación de hacer uso de su magia en varias ocasiones.

Sabrina
Sabrina y Harvey en ‘Las escalofriantes aventuras de Sabrina’/Netflix.

Mientras que en la serie de los 90 que estuvo protagonizada por Melissa Joan Hart, las partes cómicas eran fundamentales en la trama, la apuesta de Netflix encabezada por Kiernan Shipka pretende ser mucho más terrorífica.  “Si te dan la oportunidad de escoger entre la escoba o la aspiradora, escoge la segunda opción”. Ese fue el mensaje que dio Joan Hart a la Sabrina de 2018. No obstante, los productores son los mismos que los que han llevado acabo los misteriosos sucesos de ‘Riverdale’. Por ello, no es de extrañar que esta protagonista tenga que resolver injusticias y hasta asesinatos. Lo que sí sabemos sin necesidad de haber comenzado a verla es que la magia y los problemas de una adolescente vuelven a entremezclarse en un pueblo escalofriante de Vancouver. Además, el amor también se verá presente en la vida de la actual Sabrina con Harvey (Roos Lynch).

Sabrina
Sabrina y Salem en la nueva versión de Netflix.

Hay una diferencia clave entre ‘Sabrina, cosas de brujas’ y este remake al que la famosa plataforma de pago ha dado luz verde para una segunda temporada. Esta trama se ha adaptado en cierta medida a la actualidad al tocar temáticas como el acoso escolar o la sexualidad vista en personajes que no tienen la misma orientación sexual. Lo que también hay que destacar es que esta moderna Sabrina va en contra de las normas establecidas por la tradición. Ella es una chica empoderada que reivindica los derechos de las mujeres y lucha contra el patriarcado. Lo único de lo que se han quejado por el momento esos seguidores que esperaban con tantas ansias el regreso de Sabrina es que Salem, ese gato que protagonizó los mejores momentos de la ficción de los 90 no hable. Todos esperan que surja un acontecimiento que humanice al compañero fiel de esta joven medio mortal, medio bruja.

Deja un comentario