Natalia Lacunza: El renacimiento de una cantante que nos transporta con “Otras Alas” a otro mundo

Natalia Lacunza

Cuando parece que ha dejado tregua para que podamos coger oxígeno renace con dos de sus mejores composiciones en acústico y vuelve a desplegar sus “Otras Alas”. Ese EP confirmó el nacimiento de otra estrella musical que se había dado a conocer en ‘OT 2018’, pero que tenía muchos sentimientos guardados para transformarlos en canciones que se han convertido en legados musicales, esos que agudizan el alma de todos los que saben apreciar sus letras. Hablamos de Natalia Lacunza, esa mujer que reivindica lo que fue y lo que es a través de su pasión por la música.

Actuación de Natalia Lacunza en CCME 2019 el pasado 14 de septiembre de 2019/ Web.

Y no. No queremos despertarnos de ese mundo intimista y particular que ha creado desde cero, ese que solo simboliza el largo recorrido en la música de Natalia Lacunza, una creadora de melodías que ha nacido para brillar con su arte sobre cualquier escenario. Quién le diría hace un año a esa concursante de ‘OT 2018’ que destacaba por su voz, sus bailes enérgicos, su personalidad y su presencia escénica que haría historia en España al ritmo de esas frases convertidas en la música que muchos escuchan como banda sonora de vida.

Natalia Lacunza deleita a sus fans con su versión en acústico de “Olivia”/Youtube.

Brilla con esas notas altas que ponen la piel como escarpias, con esa sensualidad que le permite conquistar a cualquiera con una sola mirada, con esa dulce voz que nos permite cerrar los ojos y encontrar esa paz que a veces necesitamos. Nos transporta a un mundo en el que la mismísima Natalia Lacunza le canta a “Olivia”, su otro yo, esa chica que podría haber sido si su madre al final le hubiera puesto ese nombre. Emociona con “Otras Alas”, esa canción que no solo título a su primer proyecto musical como solista, sino también a una canción que comparte con Marem Ladson.

Homenaje con fans dedicado a Natalia Lacunza cuando era concursante de ‘OT 2018’.

Bailarina que creció con la ilusión de tener una oportunidad como cantante. Chica que jamás se rindió para encontrar su arte, ese que le definió desde sus inicios. Gladiadora que creó sus propias “ventanas de avión” , esas que le permitieron soñar alto hasta desplegar “otras alas”, tiempo después de haber erizado la piel a millones de espectadores que se sentaban cada noche a ver ‘OT’. Ya no existen límites para Natalia Lacunza: Una luchadora que vuela sin perder de vista su esencia y que hace hasta lo imposible por ofrecer composiciones con una calidad exquisita.

Natalia Lacunza canta “No te veo” en el festival de la Cocacola 2019 /Foto web.

“Gata Negra”, “No te veo”, “Otras Alas”, “Nana Triste”, “Tarántula y “Olivia” solo son el comienzo de una era de Natalia Lacunza que no pretende tener fecha de caducidad y mucho menos si sigue sorprendiendo a sus fans con esos regalos musicales que llegan directamente a los corazones de los que tienen la suerte de escuchar sus obras maestras. La realidad es que cada vez que habla por medio de la música es noticia y transporta a su propio mundo a todos los que sí valoran su esencia convertida en su primer EP.

Deja un comentario