‘El Dragón’ y ‘La Reina del Flow’: Dos formas distintas para retratar el narcotráfico sin que sea la temática principal

Telenovelas latinas

Hablar de telenovelas en las que esté reflejado el narcotráfico como temática principal supone recurrir a historias pioneras de la talla de ‘Sin Senos no hay Paraíso’ o ‘La Reina del Sur’ a la hora de introducir una realidad existente en Latinoamérica en la que en muchos casos la política se mezcla con los negocios ilegales pilotados por carteles contrabandistas a través de la corrupción. Desde ese entonces, ya resulta complicado saber si el espectador se encuentra ante una ficción más propia del género latinoamericano o de una trama más asemejada al thriller en la que surge una batalla campal entre policías, narcos, políticos y periodistas. Lo único que está claro es que ‘La Reina del Flow’ y ‘El Dragón’ se encuentran a mitad de camino, en una línea en la que se combina lo clásico con lo más actual.

Tráiler de ‘La Reina del Flow’, telenovela colombiana de gran éxito que está en Netflix.

Sicarios, amor, sexo, drogas. Toda una trama encabezada por líderes del narcotráfico que son perseguidos por la policía o se esconden bajo una aparente vida prestigiosa y acomodada con la que poder pasar desapercibido sin necesidad de huir o hacer uso de las armas a cada instante. Las narconovelas casi siempre nos ofrecen dos escenarios: el marginal y el de las altas élites y en este sentido ‘La Reina del Flow’ y ‘El Dragón’ cumplen con muchos de estos prototipos. Las dos obtuvieron altos porcentajes de audiencia durante sus estrenos y han traspasado fronteras gracias a Netflix. Ambas habitan en ese contraste de serie, telenovela y thriller. Todos los conceptos agrupados para dos tramas que reflejan ciertos aspectos de la sociedad sudamericana.

Renata Notni y Sebastián Rulli en ‘El Dragón, El Regreso de un guerrero’/ Netflix/Univisión.

Cada una de estas historias es la representante de un país. Mientras que ‘La Reina del Flow’ es un espejo de Medellín (Colombia), ‘El Dragón, el regreso de un guerrero’ se centra en la sociedad mexicana, aunque también se pueda disfrutar en algunas escenas de Japón o Madrid, entre otras ciudades. Ninguna sigue la estela de los clichés de las telenovelas por lo que casi todo es impredecible en lo que respecta a esas tramas impactantes en las que la acción juega un papel fundamental. No obstante, son muy diferentes en sus argumentos. Si hablamos de la reciente ficción estrenada en Netflix el 4 de octubre y protagonizada por Sebastián Rulli y Renata Notni hay que recalcar la astucia de un hombre honorable que busca convertir los negocios turbios que ha heredado en un emporio más lícito en el que quede atrás cualquier tipo de acto sanguinario.

‘La Reina del Flow’, la telenovela de gran éxito de Caracol TV que triunfó por el mundo.

A diferencia de ‘El Dragón’, historia en la que los actos ilegales están vinculados con la política y un gran emporio, en ‘La Reina del Flow’ el narcotráfico está encorsetado en la industria musical. En esta telenovela la protagonista principal es una mujer que sufrió la injusticia de haber pasado por la cárcel por culpa del sobrino del capo Manín, pero que salió empoderada, fuerte y con sed de venganza para recuperar sus sueños. Charly Flow le debía a ella ser la estrella del reggaetón en la que se convirtió con ayuda de las letras de esa chica a la que le tendió una trampa y le vinculó con unas drogas que ni siquiera le pertenecían despojándole de su libertad. Finalmente, tanto la exitosa ficción colombiana nominada a un Emmy 2019 como la novela escrita por Arturo Pérez Reverte critican a dos sociedades en las que existen los que todavía luchan por la justicia, la supervivencia y las ganas de acabar con lo corrompido.

Deja un comentario