Cami: Alma libre, chilena, reinvidicativa y folclórica que sintió el amor de Madrid en su primera firma de discos

Cami

Volvió a los brazos de Madrid después de dar su primer concierto en una sala en la que sus seguidores se subieron a las mesas y las sillas pidiendo a Camila Gallardo otro regalo musical. Vuelve a su segunda casa porque ha conquistado a España con esa voz folclórica con la que deja cantar a su sensible corazón. Regresa como un “monstruo” imparable, pero con el mismo miedo de siempre de encontrarse con la ausencia de gente, aunque esta vez en su debut firmando discos de la primera parte de su segundo trabajo discográfico. Salió y ahuyentó las energías negativas durante más de hora y media entre canciones que hablaban de su pueblo chileno y preguntas que le hicieron esos fans que llegaron dispuestos a entregarle todo el amor que merecía.

Cami Gallardo entrega su corazón a la capital de España en una firma de discos mágica.

Con un vestido largo azul eléctrico, unos zapatos amarillos fluorencestes y una coleta elegante, Cami apareció en el ámbito cultural de El Corte Inglés de Callao tras una presentación digna de su delicadeza artística y de su frescura desobediente cuando se trata de saltarse las normas convencionales; esas que están lejos de la equidad y que desunen a las masas en lugar de forjar un camino en el que reine la paz, la igualdad, así como el respeto. Sonriente, pero reivindicativa. Habitada por los monstruos que tiene, pero que todos tenemos, aunque muchos no estén dispuestos a reconocerlo. La cantante chilena presentó la primera parte del segundo disco que estará al completo a finales de enero de 2020. “Vuelvo” fue la primera flecha musical que lanzó a centenares de fans que no dudaron en comprarse el EP. Después llegaron los temas pertenecientes a “Rosa”, ese proyecto que esta alma folclórica dedicó tiempo atrás a su abuela.

Cami Gallardo feliz durante su encuentro con Madrid el pasado 15 de diciembre/ Foto Epdi.

Chile siempre será protagonista en cada entrevista o cada encuentro con los fans que conceda un ser de luz de tan solo 23 años que ha llegado para ser la voz de los que quieren, pero no son escuchados por quiénes hacen oídos sordos y dejan en las sombras a ese pueblo al que deberían de representar con honestidad. En sus creaciones cuenta la historia de su espíritu de niña, esa alma que creció en tierra del enemigo dispuesta a ser parte de esa generación que lucha por un mundo menos monstruoso y más pacífico. La artista que respeta a los compañeros que hacen música para bailar contempló con felicidad decenas de ojos emocionados que minutos después se sentirían arropados por su abrazo.

Cami Gallardo deja que cante su corazón en la firma de discos de “Monstruo” en Madrid.

Acompañada por un guitarrista excepcional que pone los acordes a una garganta llena de tantos matices y de espectaculares giros vocales que son capaces de generar escalofríos en quiénes aprecian sus directos, Cami confesó que en Madrid se respiraba una energía tan bonita que sentía la necesidad de alargar su showcase. Por lo tanto, regaló más temas de la cuenta a esa capital de ese país que le exige fechas y canciones cada vez que tienen en frente a un huracán de emociones que derrocha autenticidad, folclore y verdad. Demostró poder improvisar su repertorio planeado, una vez más, cuando un fan de Mallorca le pidió ” Todo Cambia” de la tan admirada Mercedes Sosa.

Cami Gallardo junto a su guitarrista, Lalo, en la firma de discos de Madrid/ Foto @patryabril95.

Tras deleitar a sus seguidores con su versión en a capela de “La Despedida”, Cami dedicó unas bonitas palabras a Lasso y habló de su segunda colaboración con el cantante venezolano con el que ha realizado esa especie de seguidilla de “Un millón como tú”. También confesó que Alba Reche es de las personas más buenas que ha conocido y que han grabado juntas una composición de protesta que mezclan los sucesos de España con los de Chile y acerca a esa amiga que conoció en una charla en la Academia de ‘OT’ a su folclore chileno. Además, esta mujer empoderada y genuina contó la dualidad que tiene como ser humano. Ese contraste entre el bien y el mal en el que el monstruo no es una tercera persona, sino una parte de cada uno; esa que sale en un momento dado para conocer nuestros contrastes marcados por la luz y oscuridad, dos mundos que conviven a lo largo de nuestras vidas. Detrás de ese mensaje alejado de tabúes y formalidades reside el porqué del título de su segundo disco.

Cami cantando temas como “Querida Rosa” o “Ven” en su firma de Madrid.

“Monstruo, volumen 1” era el motivo principal de un evento cultural en el que Cami convirtió en periodistas a sus fans al estar dispuesta a escuchar sus dudas sobre las canciones sacadas recientemente a la luz como “Esta Canción” o “Vuelvo”, así como para que contara sus inquietudes y sus deseos de hacer una crítica a la sociedad con temas musicales como “La Entrevista”. No obstante, también hubo espacio para comentar su gran amistad con Tini o para cantar “Querida Rosa” y “Ven”, esas canciones del primer disco que nunca dejarán de ser reproducidas por los que saben valorar su arte en las letras, en las melodías y en cada elemento que construye.

Cami Gallardo junto a dos de sus fans en la firma de Madrid/ Foto de @patryabril95.

Su sinceridad y sus desgarros fueron fundamentales para que sus seguidores se fueran a sus casas con algo más que un autógrafo y la foto del recuerdo. Muchos se emocionaron ante las palabras de una mujer que no solamente se enorgullece de sus raíces, sino que también ha dado ánimos a los que sueñan, pero no reciben con las mismas facilidades que otros las oportunidades de mostrar su talento. Cami volvió a Madrid de la mejor forma que sabe hacer y es yendo directamente con su voz a las almas de los que se atreven a ir, sin conocerla aún, a uno de sus reencuentros con fans.

Cami Gallardo junto a un fan durante la firma de “Monstruo” (Parte 1) en Madrid.

No es solo su calidad vocal, ni su versatilidad, ni su forma mágica y poderosa para dejar atónitos a los que horas antes no sabían de su existencia. Es su capacidad de amar, de ser detallista y de ponerse en la tesitura de los que han ahorrado tiempo o dinero para comprar la primera parte de “Monstruo”, su segunda obra maestra, esa de la que ya escuchamos sus primeras canciones, pero de la que Madrid tendrá el honor de ser testigo al completo en uno de sus conciertos en mayo de 2020.

Cami con una fan durante la firma de la primera parte de su segundo disco, “Monstruo”

Volveremos. Regresaremos para reencontrarnos con personas que tienen los mismos gustos musicales; esas mismas que aman a Cami hasta el punto de corear sus letras y llorar con sus homenajes. Disfrutaremos de su magia, de su bondad, de sus mensajes de protesta, de su equipo de músicos, igual o más que en su primera firma de discos por Madrid; con la sensación de querer escuchar “La Despedida”, pero sin que llegue el final. Ya es imposible no considerarla un referente musical, ese que no está dispuesto a venderse a lo que simplemente genere reproducciones.

Cami abraza a un fan que vino desde Mallorca a su firma de discos en Madrid / Foto @patryabril95

El 15 de diciembre de 2020 Cami nos entregó de nuevo su corazón, más latente que meses atrás, lleno de miedos, pero dispuesto a hablar hasta que le dijeran que tenía que comenzar a firmar. No nos encontramos frente a una artista de cristal, sino ante una cantante que nunca estuvo dispuesta a entrar en esa burbuja en la que impera el éxito antes que la verdad. Ya no habrá nadie que detenga a este monstruo que se hace poderoso en una segunda casa que estará siempre dispuesta a abrazarlo.

Agradecimientos a Raquel del departamento de discos de El Corte Inglés

Deja un comentario